1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://literaturainfantil.about.com/od/Leer-a-los-ninos/a/Los-Libros-El-Primer-Contacto-Con-El-Mundo.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Los primeros cuentos para bebés

Los libros abren mundos

Por

Los primeros cuentos para bebés

Los libros de imágenes simples y cercanas ayudan a los niños a identificarse con ellas y reconocer el mundo que los rodea.

© Harcourt Childrens Books

El primer acercamiento al mundo de un niño pequeño es a través de lo que sus padres le puedan mostrar y enseñar. Y los libros para bebés son una gran herramienta para dar a conocer a los pequeños el mundo que los rodea.

¿Para qué leer a un bebé que no entiende lo que le leen?
Es cierto que un bebé no solo no sabe leer, sino que, además, es probable que tampoco comprenda en su totalidad las palabras o cuentos que le leen sus padres. Entonces, muchos padres se preguntarán ¿cuándo comenzar a leer cuentos a nuestros niños? La respuesta es muy simple: ¡tan pronto nacen!

Leer las imágenes
Los niños pequeños aprenden el mundo a través de la imágenes, ya que, como plantea Marion Durand (en T. Durán. Leer antes de leer. España: Anaya, 2002), hay tres funciones importantísimas que los niños pueden desarrollar a través de la "lectura de imágenes" que los libros les entregan:

  • Reconocer: Cuando el niño se encuentra ante una imagen (ya sea una foto o una ilustración de un libro), los padres pueden observar cuando el niño establece una relación de significado con esa imagen, cuando reconoce o se siente cómodo con la imagen. Es en este momento en que el niño ha relacionado el nombre con una imagen en particular; y este es un primer gran paso.

  • Identificarse: Durante la lectura, los niños se ven reflejados en una imagen. Por ejemplo, cuando al final del libro Besos de animales, de Barney Saltzberg, los animales abrazan y besan al niño del cuento, los pequeños que escuchan esta historia podrán sonreír ante un final lleno de ternura o, incluso, imitarán a los animales y abrazarán a quien le lee el cuento. Es en este acto que los niños se reconocen en la imagen porque ven que pueden hacer lo mismo.

  • Imaginar: Es este quizás el momento más significativo para el niño y sus padres, pues se ha dado un paso más allá. Es aquí cuando el niño se relaciona con la imagen y se apropia del conocimiento adquirido. Podrá suceder, por ejemplo, en la lectura de El Viaje en tren, de June Crebbin, que el niño comience a decir chu-chu, cada vez que aparece la imagen del tren e imagine la acción que este hace: un viaje por los rieles arrojando humo por la chimenea… ¡El bebé ha aprendido todo un mundo!

¿Qué libros son más adecuados para los niños pequeños?
Los libros más apropiados para los bebés son aquellos que contienen ilustraciones y fotografías de elementos simples (animales, juguetes, niños, etc.) para que los bebés puedan identificar, reconocerse en ellas e imaginar más allá. En otros palabras, imágenes que entreguen un contenido y significado para que los niños amplíen su conocimiento del mundo que los rodea.

Los libros sin palabras
Existen libros que no tienen texto y que funcionan muy bien con los niños pequeños, ya que la lectura será a través de las imágenes y las historias que un padre amoroso pueda crear e inventar a partir de ellas. Un libro sin palabras es una invitación a compartir e imaginar nuevos mundos. El libro Buenas noches, de Jan Ormerod, es un buen ejemplo de lo anterior: las ilustraciones recrean, con ausencia total de texto, la rutina que una niña y su familia tienen al momento de irse a la cama… más alguna sorpresa que llevará a los niños a identificar momentos claves de su propia vida, reconocer la rutina de la noche, e imaginar, junto a sus padres, la historia que sucede en ese libro.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.